Los impuestos deben adaptarse a la realidad social de Alcobendas

Los países se definen por como cuidad a sus colectivos más vulnerables y por su capacidad de adaptación a las situaciones que transforman su sociedad. Por su proximidad, los Ayuntamientos tienen la obligación de mantenerse pegado a los cambios de sus vecinos, entender sus nuevas realidades y ayudar como institución más cercana a ellos.

Una de las vías para mejorar y adaptarse a esa realidad que exigen día tras día los vecinos, es a través de los impuestos. Una política de impuestos adaptada a la realidad del modelo social de cada municipio, es una de las mejores herramientas que disponen los Ayuntamientos.

Lejos de los antiguos modelos recaudatorios, la obligación de los Ayuntamiento en la actualidad es detectar las transformaciones sociales a todos los niveles, educativas, deportivas, cuidado de mayores, atención a las familias y un largo etcétera, con el reto de ver reflejados esos cambios en las diferentes bonificaciones y ayudas a través del abanico de servicios públicos que ofrecen.

Con esta filosofía hemos encarado el proyecto para los impuestos del 2018 en Alcobendas, incorporando las diferentes realidades sociales de nuestro municipio, entre otras y como novedad hemos previsto bonificaciones para una nueva tipología de familia que requiere atención: las familias monoparentales en todo su espectro, equiparándolas a efectos de bonificaciones a las familias numerosas, de esta forma reconocemos un modelo de familia que está presente en nuestra sociedad por primera vez a efectos de descuento por ejemplo en el recibo del IBI.

Otro de los asuntos que cobra importancia en los municipios son todos los temas relacionados con el medio ambiente, la protección de nuestro entorno es una responsabilidad que deben encabezar los ayuntamiento a través de políticas activas, incluyendo las diferentes bonificaciones para generar una cultura menos contaminante en el transporte principalmente.

Como no podía ser de otra forma seguimos avanzando en aumentar los servicios y las prestaciones a los colectivos más vulnerables la piedra angular de todos los impuestos de cara al 2018, porque las cifras nos indican que la crisis sigue estando muy presente entre las familias es más, en muchos casos se ha cronificado y los ayuntamientos tiene la obligación de estar con todas ellas y destinar recursos para aliviar la economía de todas los colectivos afectados.
Solo queda esperar que el equipo de gobierno del Partido Popular sea sensible a esta realidad y sepa estar a la altura de la nueva realidad social de nuestra ciudad.

@ 2017. Todos los derechos reservados

.