¿Para cuándo una bajada de impuestos en Alcobendas?

Después de diez años de gobierno del partido popular lamentablemente, ya está más que consolidada la denominada política fachada o la política de titulares en Alcobendas. A todos les sonará esa maqueta del polígono industrial Valdelacasa repleta de empresas, al igual que les sonará esos montajes de vídeo de nuestra ciudad rebosando de vivienda pública o más recientemente esa puesta en escena para la presentación del proyecto del EcoBulevar, ¿han visto algo? Sencillamente no, como dice nuestro sabio refranero, mucho ruido y pocas nueces.

Imagen1 1

Pero al margen de esa costumbre arraigada en el partido popular de nuestra ciudad de la foto-política, hay dos citas ineludibles todos los años para el correcto funcionamiento de nuestro municipio, las Ordenanzas fiscales y precios públicos municipales y los presupuestos municipales, ambos absolutamente complementarios y necesarios pero con los que últimamente el partido popular en un alarde de irresponsabilidad también realiza política-propaganda.

Déjenme que me detenga en esta ocasión en las ordenanzas fiscales y precios públicos, por su nombre quizá no le suene pero si les digo, el IBI o la contribución, si les digo el numerito del coche, si les hablo del Abono Deporte, incluso si les hablo del programa las tardes del cole o del precio de la O.R.A esto sí que les resulta más familiar puesto que en mayor o menor medida usted paga algún recibo por estos conceptos y las cuantía de los mismo se deciden anualmente precisamente en las Ordenanzas fiscales y precios públicos.

Tradicionalmente los precios que van a pagar los vecinos de Alcobendas por los servicios prestados por el Ayuntamiento incluido el IBI, los aprobamos en el pleno del mes de Octubre, de esta forma los dejamos fijados para su entrada en vigor el día uno de enero, pero este año ni están ni se les espera ¿Por qué?.

A esta pregunta solo caben dos respuestas, por un lado un alto grado de desidia en las finanzas municipales, al igual que paso en los presupuestos para el 2017, los cuales se aprobaron con cuatro meses de retraso o por otro lado la firme decisión de no querer bajar la presión fiscal a los Alcobendenses. Personalmente me inclino por el segundo motivo, pese a los miles de anuncios sobre supuestas bajadas de impuestos y cientos de bonificaciones por parte del partido popular (nuevamente volvemos a la política-anuncio), todo parece indicar que para el 2018 no podemos esperar una rebaja de impuestos en Alcobendas y a lo máximo que podemos aspirar a día de hoy, es a una congelación de los mismos, solución totalmente insuficiente.

Si atendemos nuevamente a la política de anuncio del partido popular, las cuentas del Ayuntamiento de Alcobendas están totalmente saneadas y listas para realizar inversiones gracias a su fortaleza financiera, de ser cierto a mí se me ocurre que la mejor forma para invertir esa supuesta bonanza fiscal es bajando los impuestos a nuestros vecinos, permitiendo que tengan más dinero en su bolsillo, rebajando el IBI, el Abono Deporte, los precios por servicios educativos, los servicios culturales y un largo etc., pero me temo que este año nuevamente no hay ninguna intención enfocada en este sentido, volveremos a ver las páginas de la revista municipal llenas de intenciones solamente sostenidas por grandilocuentes anuncios, como ya nos tienen acostumbrados el equipo de gobierno. Como bien dice mi madre las personas no han de ser de dichos, sino de hechos y no le falta razón.

@ 2017. Todos los derechos reservados

.