Copiar no es malo

Frases como más coordinación, mejorar la operativa, intensificar la colaboración, revisar los protocolos, mayor intercambio de información y un largo etc. no faltan en las tertulias y columnas de opinión de los diferentes medios de comunicación en los días posteriores a los atentados de Barcelona y Cambrils, todas ellas relacionadas con la falta de colaboración entre la Policia de la Generalitat - Mossos d'Esquadra y Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, dependientes del Gobierno de la Nación formadas por El Cuerpo Nacional de Policía y La Guardia Civil.

112

Todas estas frases orbitan alrededor de dos argumentos principales, por un lado mejorar la colaboración sobre temas de seguridad, asunto que necesita una revisión profunda después de los atentados de Cataluña, y por otro el recordatorio constante de tomar ejemplo de otros países en materia de colaboración entre administraciones.

Mejorar la colaboración en todo lo que atañe las competencias de seguridad, investigación e inteligencia, es urgente teniendo en cuenta todas las lagunas e interrogantes que están surgiendo a medida que avanza la investigación sobre los atentados, sin embargo a la hora de buscar ejemplos en otros países para mejorar la coordinación entre los diferentes cuerpos y administraciones, no vamos a encontrar demasiados modelos que mejoren la efectividad de la mayoría de los procesos nacionales, destacando nuestro sistema de coordinación en materia de catástrofes (terremotos, incendios, inundaciones, etc.), puntero a nivel Europeo y modélico a nivel mundial, dependiente de la Dirección General de Protección Civil y Emergencias.

Esta dirección general, al igual que el Cuerpo Nacional de Policía y la Guardia Civil pertenece al Ministerio del Interior, su actuación se ciñe a la coordinación de las relaciones entre Gobierno Central, Comunidades Autónomas y de las Administraciones Locales en materia de emergencias, además de solicitar la intervención de la Unidad Militar de Emergencias, abarcando incluso colaboraciones internacionales destacando las colaboraciones en América Latina.

Pongamos como ejemplos los incendios de Moguer y Portugal, en ambas catástrofes han intervenido y colaborado sobre el terreno varios Ministerios (Defensa, Interior, Medio Ambiente), diferentes administraciones Autonómicas sin ser afectadas directamente (Castilla La Mancha, Castilla y león, Comunidad de Madrid), La administración Municipal con Policía Local, las agrupaciones de Protección Civil y Cruz Roja, además de aportar cobertura logística, sumando a todos estos medios, la colaboración de la Unidad Militar de Emergencia que actúa a nivel nacional e internacional, todos ellos colaborando sin aparentes egos y bajo la coordinación de la Dirección General de Protección Civil, con el único fin de apagar un fuego devastador .

Es posible que esto ocurra porque la emergencia en nuestro país sea el “hermano pobre” del Ministerio del Interior aun teniendo rango de Dirección General al igual que la Policía, por ese motivo no tiene ningún interés político, pero a su vez esa falta de rendimiento mediático por parte de la esfera política de turno, genera una situación propicia para que actúen solo y exclusivamente los técnicos en la materia, sin interferencias políticas que poco o nada aportan.

Quizá no haga falta salir fuera de nuestro país para buscar ejemplos de coordinación y colaboración entre administraciones en materia de seguridad, solamente es necesario copiar y aprender del excelente trabajo que realizan nuestros servicios de emergencia, dejando trabajar a los técnicos expertos en la materia, olvidándonos de los recelos entre las diferentes administraciones y trabajar todos para conseguir el mismo objetivo, incluido los representantes políticos.

@ 2017. Todos los derechos reservados

.