Necesitamos una Unión Europea fuerte para nuestros municipios

Uno de los principales objetivos de la Unión Europea es garantizar la cohesión y el equilibrio de los diferentes territorios, incidiendo claramente en el ámbito municipal. Son muchos los programas llevados a cabo en este sentido desde la entrada de España en el marco común y que de forma conjunta responsable y colaborativa tenemos que seguir trabajando.

europe flagEse crecimiento que hemos conseguido gracias a la Unión Europea no solo se refleja en el desarrollo urbano y la reconversión industrial, como normalmente se piensa cuando hablamos del fondo FEDER (Fondo Europeo de Desarrollo Regional) a nivel municipal, esta partida presupuestaria, que supone una de las más importantes de los fondos Europeos , también ha conseguido mejorar materias como el ecologismo y medio ambiente, la igualdad de género, la discapacidad, la igualdad racial y un largo etcétera, consiguiendo en los municipios unas políticas sociales sólidas.

La financiación a fondo perdido de la Unión Europea junto al apoyo de la administración local, ha resultado ser una herramienta básica para impulsar programas de capacitación para fomentar el emprendimiento, creando una red empresarial capaz de generar empleo en la mayoría de los casos dirigido a colectivos en clara situación de vulnerabilidad.

En materia de protección jurídica, laboral y del consumidor, La Unión Europea ha demostrado ser garante del cumplimiento de la legislación y la supervisión de los derechos de los trabajadores, como claro ejemplo tenemos la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea sobre el derecho de indemnización de los trabajadores interinos.

Hoy en día el proyecto Europeo está seriamente cuestionado por naciones de nuestro entorno y por alguna fuerza política nuestro propio país, sigue creciendo el sentimiento de fracaso del proyecto comunitario, situación en la que corremos el peligro de volver a mirar exclusivamente hacia dentro de nuestras fronteras, todo ello impulsado por los recientes extremismos.

Para evitar esta situación y seguir trabajando como hasta ahora, los municipios necesitan una Unión Europea fuerte, con un claro proyecto conjunto, buscando siempre lo que nos une. Esta tarea requiere de un esfuerzo no solo de nuestros gobiernos individuales, sino de las personas que integran cada municipio, asumiendo e interiorizando que son ciudadanos europeos y como tal, pueden incidir en Europa para exigir políticas de bienestar amplias para su localidad, unas infraestructuras acordes a las necesidades, programas que ayuden al desarrollo social, y un largo etcétera, porque la Unión Europea está mucho más cerca de lo que nos pensamos de nuestros municipios y garantiza que ninguno se quede atrás.

@ 2017. Todos los derechos reservados

.